Si antes Italia escoltaba a las pateras al país de donde habían salido, ahora puso en marcha la estrategia Mare Nostrum, que consiste en ayudar a todas las embarcaciones que se acercan al canal de Sicilia.

Si antes Italia escoltaba a las pateras al país de donde habían salido, ahora puso en marcha la estrategia Mare Nostrum, que consiste en ayudar a todas las embarcaciones que se acercan al canal de Sicilia.

BARCELONA, 30 de agosto.— “Barça ou Barzakh”. “Barcelona o la muerte”. “Es una frase en wolof —la lengua mayoritaria de Senegal— que significa vivir dignamente o morir intentándolo”. Así lo cuenta Mamadou Dia, un joven senegalés que, junto a otras 83 personas, se embarcó en un cayuco en las costas de Dakar con destino a Europa.

Era una madrugada de mayo que jamás podrá olvidar. “Nunca imaginamos lo duro que sería aquel viaje”, reconoce durante una conversación con Excélsior. Al quinto día se quedaron sin gasolina y sin agua. Naufragaban en medio del Atlántico.

“Nos dejamos llevar por el viento y la corriente del mar mientras esperábamos el momento de nuestra muerte”, recuerda con los ojos brillosos; 72 horas —y más de mil kilómetros de trayecto— después, un enorme buque naranja emergió entre las aguas. La patrulla española de Salvamento Marítimo los rescató y los llevó a las Islas Canarias.

En esta ocasión la muerte no fue el destino final para Mamadou Dia y sus 82 compañeros, uno menos que al inicio del viaje, uno que no pudo aguantar la angustia de la travesía y se echó al mar. Los que se salvaron pisaban Europa, el destino deseado y la metáfora de una vida mejor. “Barça”, ese supuesto paraíso se hacía realidad.

“Barzaakh”, la muerte quedaba atrás. Mamadou y sus compañeros de viaje tuvieron suerte, pero no ocurrió lo mismo con los más de 23 mil inmigrantes irregulares que entre 2000 y 2013 han fallecido en su intento por alcanzar el Viejo Continente, según el cálculo no oficial realizado por el trabajo de investigación periodística titulado The Migrants Files.

En lo que va de 2014 han llegado a costas italianas, a través del mediterráneo, 108 mil inmigrantes que huyeron de Libia, Siria, Eritrea, Somalia, Etiopía y Egipto.

En lo que va de 2014 han llegado a costas italianas, a través del mediterráneo, 108 mil inmigrantes que huyeron de Libia, Siria, Eritrea, Somalia, Etiopía y Egipto.

Un viaje sin retorno

Cuando Mamadou tomó la decisión de embarcarse en el cayuco con destino a Europa, estudiaba trabajo social en Dakar, pero su situación, recuerda, era muy “precaria”. “Formaba parte de una juventud desesperada que no veía mucho futuro en Senegal, por eso decidí partir”, comentó a Excélsior. La historia de Mamadou Dia podría ser la de cualquier otro inmigrante africano: Samba, Mussa o Abdou, hombres y, cada vez más, mujeres y niños, que emprenden un viaje a Europa en el que el retorno no es una opción.

Empujados por conflictos sociales, violencia, falta de oportunidades laborales y la pobreza salen de países como Mali, Senegal, Liberia, Gambia, Costa de Marfil y Nigeria. Superan toda clase de obstáculos: hambre, frío, sed, miedo, además de cruzar desiertos, enfrentarse a las tempestades y naufragios y a todo tipo de maltratos, injusticias y vejaciones.

“Nadie se arriesga tanto si no está desesperado, son una mezcla de gentes diversas: los que huyen de circunstancias horribles, de guerras o violencias generalizadas y la gran mayoría que escapa a situaciones de extrema pobreza de sus países de origen y simplemente aspira a un trabajo y una vida mejor”, escribió estos días el griego Demetrios Papademetriou, especialista en Europa del Migration Policy Institute.

El caso de Fátima, una bebé de 8 meses que llegó sola a España, conmovió a ese país. Sus padres no viajaron con ella desde Marruecos porque la policía se los impidió. Imagen tomada de: www.youtube.com

El caso de Fátima, una bebé de 8 meses que llegó sola a España, conmovió a ese país. Sus padres no viajaron con ella desde Marruecos porque la policía se los impidió. Imagen tomada de: http://www.youtube.com

Mil 200 y la bebé Fátima

Entre el 11 y 12 de agosto pasados, la calma veraniega de las turísticas playas de Tarifa, en el extremo sur de España, se alteró. Un aluvión de pequeñas y frágiles embarcaciones inflables se acercaron a la costa. A bordo iban más de mil 200 inmigrantes.

En lo que va de 2014, se estima que han logrado entrar en España más de 4,500 inmigrantes. Esa gran oleada de inmigrantes, que no se veía en España desde 2006, obligó a activar el dispositivo de emergencia de mayor envergadura que la Cruz Roja ha desarrollado hasta el momento en aguas del Estrecho de Gibraltar, que separa España del norte de Marruecos. Los inmigrantes fueron alojados en dos grandes polideportivos de Tarifa durante varios días.

De entre todos los ocupantes de estas lanchas hubo uno que acaparó todas las miradas: una bebé de ocho meses llamada Fátima y que viajaba sola. Sus padres no pudieron embarcar y se quedaron en tierra tras un forcejeo con la policía marroquí. Ahora la niña está con una familia de acogida española de forma temporal mientras se puede reunir con sus padres que permanecen en Tánger, Marruecos.

“Mamá, he llegado a España; estoy bien”

Otra historia que muestra el drama de esta situación es la que recuerda Alejandra Pablos Fernández, voluntaria de la Cruz Roja durante el rescate de los mil 200 inmigrantes en Tarifa. “Un chico —explica— que perdió su celular en el viaje me pidió de favor que enviara el SMS más importante de mi vida: “Mamá, he llegado a España; estoy bien. Llamaré más adelante”.

España es la puerta de entrada a Europa más cercana al continente africano, pero está cerrada, como todas las demás. Existen cuatro grandes opciones en la ruta migratoria para llegar de manera irregular a suelo español. La más frecuente es cruzar el Mar Mediterráneo desde Tánger, en Marruecos, hacía puntos como Tarifa o Algeciras, las dos localidades en el extremo sur español; la segunda es embarcarse en la ruta del Atlántico desde países como Mauritania o Senegal hacía las Islas Canarias.

Las rutas por tierra tiene dos puertas valladas: Ceuta y Melilla, las dos ciudades españolas enclavadas en el norte de África y fronterizas con Marruecos, donde los inmigrantes tiene que arriesgarse a saltar una valla ultra vigilada por una policía española que se enfrenta, casi a diario, a repetidos intentos de saltos de los inmigrantes africanos.

Italia, el país más perjudicado

Pero la peor parte de toda este enorme drama de la inmigración la vive Italia. En lo que va de 2014, han llegado a sus costas, a través del Mediterráneo, 108 mil inmigrantes que huyen de conflictos, hambres o guerras y que en su mayoría proceden de Libia, Siria, Eritrea, y algunos de Somalia, Etiopía y Egipto.

Fue en aguas italianas donde ocurrió en octubre del año pasado la mayor tragedia de la inmigración irregular en Europa que se recuerda: 366 inmigrantes murieron en naufragio a pocas millas del puerto Lampedusa, una pequeña isla del sur de Italia.

Aquel terrible suceso provocó que el gobierno italiano cambiara su política migratoria. Si antes se escoltaba a las pateras al país de donde habían salido, desde el accidente se puso en marcha la estrategia Mare Nostrum, que les obliga a ayudar a todas las embarcaciones que se acercan al canal de Sicilia.

A pesar de ello, las tragedias no han dejado de producirse y hace apenas unos días los medios de comunicación italianos informaron que al, menos, 170 inmigrantes africanos desaparecieron en el mar frente a la costa Libia tras hundirse la barca en la que viajaban rumbo a Italia. Muchos de los cadáveres aparecieron en las playas de Libia.

Una supuesta prosperidad

Está claro que ni los peligros que supone el viaje hacía Europa, ni la situación de crisis económica que atraviesa el viejo continente son factores disuasorios para los miles de inmigrantes que cada día emprenden camino en busca de una vida mejor.

Europa continúa siendo sinónimo de prosperidad. Es la idea que existe en la mayor parte de los países africanos. “La televisión en África muestra una imagen de Europa de desarrollo y bienestar y eso hace que mucha gente tenga ganas de vivir aquí y saber cómo es”, explica Mamadou Dia, que confiesa que él también se vio atraído por esa “falsa imagen de Europa”, que sólo pudo comprobar después.

“Cuando llegas te das cuenta de la realidad”, relata este joven senegalés, para quien la decepción llegó muy pronto. “Mi vida en España ha sido muy difícil”, se lamenta hoy.

La experiencia que relata Mamadou Dia no es un caso aislado. La pesadilla que viven miles de africanos se prolonga más allá del peligroso viaje para alcanzar Europa.

Muchos de ellos acaban cuestionándose si realmente vale la pena perseguir el sueño de una vida mejor que casi nunca se hace realidad. Los que lo consiguen, una minoría que consigue trabajo y una vida digna en Europa, tratan de borrar de su memoria los muchos padecimientos y los abundantes miedos que durante años han sido sus únicos compañeros de viaje.

Europa frente al dilema

Mientras las llegadas masivas de inmigrantes irregulares continúan sin parar, un fuerte debate político sigue abierto en el seno de la Unión Europea. Países del sur, como Italia, Grecia y España, que sufren de forma directa el drama de la inmigración, piden más apoyo, sobre todo económico, para hacer frente a un drama que en los últimos años se ha desbordado y se enfrentan con los países del norte que, como Alemania, Holanda o Dinamarca, parecen querer vivir ajenos al problema de la frontera sur del Viejo Continente.

En este sentido, hace unos días la Unión Europa anunció que pondrá en marcha una operación para reforzar la vigilancia de las fronteras mediterráneas.

Le ha llamado Frontex Plus y con ella pretende frenar la inmigración ilegal en el Mediterráneo, con mayor presencia en las costas italianas y españolas.

Pero algunos especialistas en migración consideran que una mayor vigilancia no detendrá el fenómeno. “Mientras no se abran caminos legales para la inmigración y mientras a miles de refugiados se les siga negando las peticiones de asilo, la mayoría de la inmigración africana a Europa continuará siendo irregular”, explica Hein Hass, codirector del Internacional Migration Institut de la Univeridad de Oxford. Hass argumenta que “los controles de fronteras han fracasado y no han parado la inmigración que ahora busca nuevas vías de entrada”.

Ni el refuerzo de los puestos fronterizos; ni las vallas o el aumento de la vigilancia militar en el Mediterráneo; ni los acuerdos económicos firmados entre Europa y algunos de los países de procedencia de la inmigración, como Senegal, han podido detener el sueño de miles de africanos que buscan una vida mejor.

Parece claro que si no se cambian las condiciones sociales económicas y educativas en los países africanos de origen, el goteo sangriento de inmigrantes irregulares africanos que intentan entrar de manera irregular en Europa continuará.

En barca, como Mamadou Dia, por tierra o en avión, —según la Frontex, la agencia europea de gestión de fronteras, la mayor puerta de entrada a Europa de inmigrantes irregulares son los aeropuertos—, los miles de inmigrantes que entran en Europa persiguen el sueño de una vida mejor, con una misma idea en la cabeza: “Barça ou Barzakh”; “Barcelona o la muerte”.

Excélsior

Medidas. La isla apenas tiene 40 kilómetros de largo por 2 de ancho.

Medidas. La isla apenas tiene 40 kilómetros de largo por 2 de ancho.

Holbox.- El pastor evangélico de la isla de Holbox se bajó del púlpito para dedicarse a la política. Por el camino se le cruzó un negocio. A mediados del año 2000, Fernando Ponce, dueño de la embotelladora de Coca Cola en el sureste de México, se propuso comprar la parte virgen de la isla, una joya del caribe mexicano.

El pastor le vendió al empresario los terrenos de su madre por cinco millones de pesos, e invitó a una treintena de vecinos a que hicieran lo mismo, con lo que se convirtió en comisionista. El dinero que inyectó el empresario del refresco más popular del mundo generó cierta prosperidad en la isla.

Algunos lo utilizaron para montar pequeños hoteles donde hospedar a los turistas, cada vez más abundantes por la fama que iba ganando el enclave, y mandar a sus hijos a estudiar la Universidad. Otros aparcaron los carritos de golf que hacen de taxis y guardaron las cañas de pescar. Se dedicaron a ver pasar los días.

El dinero se fue esfumando y muchos de los que vendieron sienten que fueron engañados porque lo hicieron barato y perdieron sus derechos agrícolas. Nivardo Mena, el antiguo pastor, lidera a la masa de descontentos con la misma pasión con la que antes defendía la subasta de los terrenos.

Un lunes por la mañana, Nivardo atiende al periodista en su oficina, resguardado del bochornoso calor de la calle con dos ventiladores y un aparato de aire acondicionado.

-Las últimas resoluciones judiciales dicen que usted ya no es propietario de ninguna tierra-

“Cualquier autoridad que resuelva a favor de los empresarios será ignorada. El pueblo resolverá a favor del pueblo. Aquí mandamos nosotros”, dice.

-¿Qué ocurrirá si de repente aparecen máquinas para construir en esa parte deshabitada de la isla?-

“Lanzo cohetes al cielo y en menos de un minuto tengo en la puerta a 500 personas. Si arriesgo mi vida, adelante. Cierro los ojos y lo que tenga que venir vendrá”.

El topógrafo que perpetró en un plano la repartición de tierras favorable a los empresarios en junio fue declarada persona non grata en la isla. Se corrió la voz hace unas semanas de que se había subido en el ferry que conecta el pueblo de Chiquilá, en el norte de Quintana Roo, con Holbox. Nivardo Mena encendió la pirotecnia y el topógrafo fue puesto de vuelta en el siguiente barco. Había sido expulsado del paraíso.

La idea del empresario Ponce, sus socios y la constructora Ara es levantar en esa parte de la isla, conocida como La Ensenada, un resort. Los ecologistas se opusieron desde el principio al proyecto. En esa zona anidan tortugas, hay flamencos y por la zona pasa el tiburón ballena, uno de los peces más grandes del mundo.

El lugar también es rico en manglares, una formación vegetal muy protegida en México. Eduardo Pacheco, representante de los hoteleros locales, cree que la isla perdería encanto si se llenara de mastodónticas construcciones.

La Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) rechazó ya dos proyectos urbanísticos en la parte virgen, separada de la parte habitada de Holbox por un río. Por ahora seguirá siendo un lugar desierto, pero la presión de las constructoras se mantiene.

Actividades. Otra forma de visitar la isla es en lancha, y, con un poco de suerte, disfrutar del inigualable placer de nadar entre tiburones ballena.

Actividades. Otra forma de visitar la isla es en lancha, y, con un poco de suerte, disfrutar del inigualable placer de nadar entre tiburones ballena.

Alcalde neutral

El alcalde del pueblo, José Manuel Pérez, mantiene una actitud distante. “Soy neutral”, cuenta en su despacho. Los enfrentados a la empresa constructora tomaron en una ocasión, a modo de protesta, las instalaciones municipales.

No se inmutó: “Esperé a que se fueran, no voy a enfrentarme a una masa enardecida, no estoy loco”. En medio de este caos, en julio, la Marina detuvo a 16 personas por cortar manglar, supuestamente.

Es imposible no vincular las detenciones con el conflicto que se vive en Holbox. Si las autoridades echaran el guante a todo aquel que ha podado manglar aquí, hablaríamos de una isla semidesértica.

Uno de los detenidos fue Abdiel, de 25 años, un chico que estudió teatro y es bailarín. Nadie se lo imagina con un machete en la mano. Esa mañana de julio su madre lo mandó a ver qué ocurría en esa parte de la isla donde sobrevolaban helicópteros.

Al llegar lo atraparon. Sus vecinos le llaman con sorna “El Mirón”, pero su situación no tiene ninguna gracia. Se juega una condena de tres a seis años de cárcel si el delito se comprueba. “Solo quieren rehenes para negociar y que nos callemos de una vez y así puedan construir”, dice su madre, Isidora Cruz.

Paseos. En la Isla de Holbox se puede circular fácilmente, contratando bicicletas o carritos de golf.

Paseos. En la Isla de Holbox se puede circular fácilmente, contratando bicicletas o carritos de golf.

‘¡Váyanse al diablo!’

Hubo un grupo de vecinos que se resistió a la venta de los terrenos en 2005. Doña Trini dice que una de las bases del éxito económico, en un entorno como el suyo, consiste en no desprenderse de propiedades.

Tiene cuatro locales en la plaza principal de Holbox, acaso la única, que alquila a extranjeros que han puesto negocios. Ella, como todo el mundo en la isla, estuvo de acuerdo en firmar un fideicomiso, pero a la hora de la verdad se echó para atrás.

Recuerda que en el salón de su casa se produjo una agotadora reunión de seis horas con abogados e intermediarios de los compradores que sacaban cheques con muchos ceros para tentarla. No cedió y dice que así acabó el maratoniano encuentro: “¡Váyanse al diablo con su dinero!”.

Los enfrentamientos entre los que vendieron, unos 70, y los que no lo hicieron, unos 40, es constante. Los primeros, pese a que quedó estipulado por contrato, se resisten a dejar de ser ejidatarios y ocupan las 24 horas del día la casa ejidal.

Los segundos, liderados por Benigno Correa, la némesis del expastor Nivardo Mena, están abiertos a la negociación con el empresario de la Coca Cola y su aspiración es acabar vendiendo pero por una cantidad mayor a la de sus precipitados vecinos.

Unos y otros se tienen que cruzar un par de veces al día en la isla, es casi imposible no hacerlo, y lo hacen sin saludarse, una actitud muy agresiva en un lugar donde todos se conocen. Benigno, para confundir a los seguidores de Nivardo, lanza cohetes al aire por el placer de verlos correr sin sentido. Es el símbolo más palpable de la confusión que vive la isla. (© EL PAIS, SL. Todos los derechos reservados.)

¿Y CÓMO SE LLEGA?

Ubicación. Con el mapa nos damos cuenta de la ubicación de la isla Holbox.

Ubicación. Con el mapa nos damos cuenta de la ubicación de la isla Holbox.

No está cerca de Playa del Carmen, son cuatro horas por carretera, al menos en autobús y si se traslada en este, se debe ir hasta Cancún y, desde allí, en la Terminal Central, tomar un autobús de la empresa Mayab hasta Puerto Chiquilá para tomar el ferry. El es de  ida y vuelta, tarda unas tres horas. El ferry desde Chiquilá a Isla Holbox también es de ida y vuelta también, y tarda 20 minutos. Otra forma de ir puede ser en aerotaxi..

Pero lo que más les gusta a los viajeros, es quedarse en la isla unos días para ver sus maravillas. No hay demasiados hoteles por lo que conviene reservar.

Uno de los puntos de mayor interés es Isla Pájaros, una diminuta isla cercana, a 30 minutos en barco, donde en apenas sesenta metros cuadrados se observan miles de pájaros, algunos en peligro de extinción. Es obligatorio, respetar las zonas marcadas para el tránsito y observar desde los puestos habilitados para ello.

Isla Pasión, está apenas 20 minutos, es la típica isla deshabitada en la que a todos nos gustaría perdernos, aunque siempre encontraremos algún que otro visitante por allí. Es la isla donde uno se imagina encontrar tesoros de piratas.

Y si de refugio de piratas se trata, visita obligada es la laguna de Yalahao o Yalahau, una sorprendente laguna de agua dulce entre la isla y la parte continental de Isla Holbox.

A la parte continental de Isla Holbox se puede llegar sin problemas en coche alquilado desde Cancún. También se pueden visitar lugares de interés, como los restos arqueológicos de El Naranjal: alrededor de 50 edificios en apenas 2 kilómetros de maravillosas rutas ecológicas donde también el paseo concentrará nuestro interés. Algunas de las ruinas están actualmente en proceso de rehabilitación. Y más muchos más atractivos tiene esta parte continental.

SE REPITE

- Lo que ocurrió en Holbox se repite por todo México.

- Uno de los grandes negocios inmobiliarios de hoy consiste en convencer a los ejidatarios de que vendan sus tierras de uso común y agrícola a un precio bajo.  Una vez recalificadas, el valor de estas se multiplica.

- La estrategia de los empresarios en Holbox, a decir de los denunciantes, fue incluir en el contrato de compra el derecho ejidal, la participación en una cooperativa agraria que les quita sus derechos como campesinos para siempre.

- De esa forma nunca podrían volver a reclamar la titularidad de las tierras.

Vanguardia

Varios niños compran cigarros en puestos callejeros fuera de la escuela. / Foto: Michelle Siu- TIME

Varios niños compran cigarros en puestos callejeros fuera de la escuela. / Foto: Michelle Siu- TIME

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de agosto.- Mientras que en Occidente las tasas de tabaquismo disminuyen en Indonesia los menores empiezan a fumar desde corta edad.

Fotografías publicadas por el portal de TIME muestran a pequeños menores de 10 años fumando como unos verdaderos profesionales, algunos de ellos inclusive frente a sus padres.

Fumar empezó a formar parte de la cultura de Indonesia desde hace ya un tiempo. Existen registros en los sistemas de salud que muestran que los niños prueban su primer cigarro a los cuatro años.

El tabaquismo en el país es un problema muy complejo, pues ya está integrado a la cultura, política y economía del mismo”, dijo el fotógrafo que capturó las impresionantes imágenes, Michelle Siu.

La economía del país asiático es dependiente de la industria del tabaco, que provee un amplio porcentaje al Producto Interno Bruto. Miles de indonesios cultivan el tabaco y viven de ellos, por lo que los menores de la familia están rodeados del cigarro a su corta edad.

El trabajo del fotógrafo canadiense nos hace crear consciencia sobre las adicciones y cómo podemos evitarlas, la educación es la parte fundamental para alejar a los menores de ellas.

Excélsior

Un hombre que trabajaba en una morge de Ohio admitió el viernes pasado, frente a un juez, que tuvo sexo con al menos 100 cadáveres de mujeres durante sus horas laborales.

Un hombre que trabajaba en una morge de Ohio admitió el viernes pasado, frente a un juez, que tuvo sexo con al menos 100 cadáveres de mujeres durante sus horas laborales.

COLUMBUS, 29 de agosto.- Un hombre que trabajaba en una morgue de Ohio admitió el viernes pasado, frente a un juez, que tuvo sexo con al menos 100 cadáveres de mujeres durante sus horas laborales.

Kenneth Douglas, un residente de Hamilton, Ohio, de 60 años, confesó ante la Corte que tuvo sexo con los cuerpos sin vida entre 1976 y 1992, durante sus turnos nocturnos.

En su declaración, Douglas admitió estar ebrio y bajo el influjo de drogas cuando cometió los crímenes.

Si no hubiera estado alcoholizado cuando iba a trabajar nunca lo hubiera hecho”, añadió. “Me gustaba drogarme con crack y beber alcohol antes de llegar a mi trabajo”.

Douglas fue condenado en 2008 por ultraje de un cadáver luego de revelar que tuvo sexo con el cadáver de una chica de 19 años, sin embargo se desconocían los alcances de su abuso.

Sus crímenes fueron confirmados por el ADN hallado en los cuerpos y en las escenas. Inclusive, en uno de los casos se investigó al asesino quien confesó el homicidio pero no la violación.

El estado de Hamilton ahora fue demandado por la familia de tres víctimas quienes alegaron que el director de la morgue estatal falló al supervisar el manejo de los cuerpos y a sus empleados.

Las familias usaron las palabras de la exesposa de Douglas, quien aseguró durante el juicio que ella intentó alertar a las autoridades de la morgue de las acciones de su exesposo pero le dijeron que dejara de llamar.

Excélsior

LOS ÁNGELES, 28 de agosto.- Mucho se ha especulado acerca del Valle de la Muerte, ubicado en California, y en realidad poco se conoce de ese misterioso lugar pues a los investigadores se les dificulta si quiera entrar en él debido a las altas temperaturas y a lo árido de la zona, se trata del lugar más caliente y más seco del mundo entero.

Hasta ahora se creía que fenómenos sobrenaturales ocurrían en el lugar, impulsados por esta premisa un par de investigadores estadunidenses se dieron a la tarea de indagar sobre lo que ahí ocurría.

El 23 de julio de 2006 se alcanzó el récord de 58.1 °C en la zona de Badwater. La temperatura puede caer a menos de 0°C durante las noches

Con ayuda de rastreadores GPS, Richard y James Norris fueron testigos de lo que en realidad pasa. No eran extraterrestres moviendo las piedras, mucho menos que las rocas cobraran vida y se movieran a placer por el valle, se trata más bien de que la lluvia deja una ligera capa de agua sobre la superficie seca de Racetrack Playa lo que crea un lago superficial. Al anochecer, las temperaturas son congelantes lo que hace que el agua se solidifique, de manera que se forma una capa de hielo muy delgada sobre la que las rocas quedan atrapadas.

Conforme el amanecer va llegando, el hielo entre el que las rocas se encuentran atrapadas se empieza a derretir y sólo hace falta un leve viento para moverlas.

Los investigadores vieron moverse más de 60 rocas. A finales del invierno, se percataron de que la roca más viajera se había trasladado 224 metros.

La observación e investigación se realizó en diciembre pasado, precisamente para evitar las altas temperaturas mortales del Valle de la Muerte.

¿En dónde se ubica el Valle de la Muerte?

El valle de la Muerte (Death Valley en inglés) es una cuenca ubicada al sureste del estado estadunidense de California, y constituye parte del desierto de Mojave y una pequeña parte del desierto de Sonora. Es la parte más baja, caliente y seca de Norteamérica, teniendo cerca de 225 km de longitud y de ocho a 24 km de ancho.

Constituye gran parte del Parque nacional del Valle de la Muerte, declarado un monumento nacional en 1933 y parque nacional en 1994. Cubre un área de 13 mil 517 kilómetros cuadrados y se extiende hasta el Estado de Nevada.

Excélsior

El presidente aseguró que el crimen contra el periodista James Foley no quedará sin castigo y que su gobierno actuará 'donde se requiera' en el mundo para proteger a sus ciudadanos e intereses .

El presidente aseguró que el crimen contra el periodista James Foley no quedará sin castigo y que su gobierno actuará ‘donde se requiera’ en el mundo para proteger a sus ciudadanos e intereses.

Washington.- El presidente estadounidense Barack Obama dijo hoy que el asesinato del periodista James Foley no quedará sin castigo y prometió que Estados Unidos actuará “donde se requiera” en el mundo para proteger a sus ciudadanos e intereses.

“Nuestro mensaje para cualquiera que lastime a nuestra gente es simple: Estados Unidos no olvida, nuestro alcance es amplio, somos pacientes y se hará justicia”, dijo el mandatario al recordar al fotoperiodista independiente asesinado en Siria.

Hablando en Charlotte, Carolina del Norte, ante la Convención Nacional de la Legión Americana, recordó que su gobierno ha dado muestras de su determinación de perseguir a quienes han atentado contra el país y sus ciudadanos.

“Vamos a continuar tomando acciones directas donde se requiera para proteger a nuestra gente y defender nuestro territorio”, advirtió.

Semanas atrás Obama anunció una campaña de ataques aéreos dirigidos en el norte de Irak con el propósito de detener el avance del grupo radical Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), que ha asumido el control de amplias porciones de ese territorio.

La semana pasada ISIS ejecutó a Foley, quien fue secuestrado dos años antes en Siria, en represalia por esa campaña, y advirtió de su determinación de ejecutar a otro periodista estadunidense que mantiene cautivo si esta continua.

Obama reconoció que erradicar “un cáncer como ISIS no será fácil ni rápido, pero tiranos y asesinos antes que ellos deben reconocer que esa visión de odio no es rival para la fuerza y esperanzas de gente unida a favor de la seguridad, dignidad y libertad” .

La advertencia del mandatario se produjo en medio de reportes de que su oficina ha autorizado vuelos de reconocimiento sobre Siria en anticipación a la extensión de la campaña de ataques aéreos contra ISIS en ese teatro de operaciones.

Obama reafirmó igualmente su decisión de mantener la intervención de Estados Unidos en Irak limitada a la ofensiva aérea, al indicar que las tropas de combate, que salieron de esa nación en el 2013, no regresaran para pelear contra ISIS.

Vanguardia

Los turistas corrieron desnudos por el barrio de la Barceloneta.

Los turistas corrieron desnudos por el barrio de la Barceloneta.

Eran cerca de las nueve de la mañana y los jóvenes (Forner asegura que de nacionalidad italiana) se acababan de bañar en la playa de la Barceloneta, un arenal urbano muy visitado por turistas.

Luego entraron sin ropa en un supermercado, ante la mirada entre horrorizada y atónita de los empleados. La publicación de la instantánea, hace poco más de una semana, coincidió con una ola de indignación entre los vecinos del barrio, que iniciaron una campaña de manifestaciones para llamar la atención del ayuntamiento de la ciudad.

Los vecinos protestan contra el conocido como “turismo de borrachera”, asociado a los visitantes jóvenes que viajan a la ciudad en busca de fiesta, sol y desenfreno.

Aseguran que el barrio, tradicionalmente de pescadores y gente trabajadora, se ha vuelto “invivible”. La cercanía de la playa lo ha puesto en el punto de mira del turismo masivo, que convive con restaurantes tradicionales y pintorescas escenas de ropa colgada a secar en los balcones.

Vecinos del barrio salieron a protestar contra el "turismo de borrachera" varias veces en los últimos días.

Vecinos del barrio salieron a protestar contra el “turismo de borrachera” varias veces en los últimos días.

“Entraron corriendo desnudos en el supermercado y los paquistaníes que lo atienden tuvieron que sacarlos a empujones”, explica Forner a BBC Mundo. El fotógrafo retirado, vecino del barrio, está indignado con la situación.

“Vienen aquí a hacer lo que no pueden en sus países”, se queja Forner. Los vecinos del barrio explican que los turistas alargan la fiesta hasta altas horas de la madrugada, hacen ruido y no respetan las reglas mínimas de convivencia.

Agencias de pisos

Los habitantes de Barcelona están acostumbrados a los turistas. La ciudad, que tiene poco más de 1,6 millones de habitantes, recibió 7,5 millones de turistas en 2013.

La playa y el barrio de la Barceloneta atraen a los turistas que visitan la ciudad.

La playa y el barrio de la Barceloneta atraen a los turistas que visitan la ciudad.

“No estamos en contra de los turistas, pero queremos un turismo responsable, que se integre con la ciudad”, dice Lourdes López, vicepresidenta de la Asociación de Vecinos de L’Òstia, en Barceloneta.

La ira de los vecinos se ha dirigido contra las agencias inmobiliarias que alquilan los pisos de forma ilegal. En Barcelona, para alquilar un piso a turistas es necesario obtener una licencia del Ayuntamiento. En el distrito del que forma parte Barceloneta, Ciutat Vella (el centro antiguo de la ciudad), las licencias están congeladas desde 2006.

Los vecinos de Barceloneta dicen que en el barrio solo hay 72 pisos registrados, pero en realidad funcionan cerca de un millar.

El problema del ruido se grava porque en los pisos suelen ser muy pequeños (de unos 30 metros cuadrados) y las calles son estrechas, lo que las convierte en cajas de resonancia.

Antonio Heras, de 70 años, ha visto a turistas mantener relaciones sexuales con las puertas y ventanas abiertas. “Tengo dos bloques turísticos enfrente de casa. He tenido que salir muchas veces a llamarles la atención”, relata.

El gobierno municipal es consciente de las dificultades y cree que algunas quejas son “razonables”. “Tenemos muy claro que hay que cuidar y mimar a los vecinos, que son los que dan alma y autenticidad al centro histórico”, dice Mercè Homs, concejala del distrito de Ciutat Vella por el partido Convergència i Unió.

Los vecinos colgaron carteles para informar a los turistas de sus reivindicaciones.

Los vecinos colgaron carteles para informar a los turistas de sus reivindicaciones.

El gobierno aprobó en 2013 una normativa que obliga a los pisos turísticos a agruparse en un bloque, para concentrar la oferta y reducir las incomodidades de los vecinos.

Según Homs, los turistas con “actitudes incívicas” son una minoría, pero molestan mucho. “Es importante recordar que en Barcelona no vale todo y aquí no cabe todo el mundo”, dice.

El ayuntamiento ha aumentado el número de inspectores para detectar los pisos ilegales, explica la concejala.

Tensión en otros barrios

Por el volumen de turistas que recibe la ciudad, Barceloneta no es el único barrio con tensiones entre turistas y vecinos.

En Sagrada Familia, por ejemplo, los vecinos han organizado protestas por las molestias que les causan los autobuses turísticos con visitantes ansiosos de conocer la catedral de Gaudí.

Este tipo de problemas, por supuesto, no son exclusivos de la capital catalana. Pero sí hay algunos factores que complican la convivencia entre locales y foráneos.

“En Barcelona hay turismo de sol y playa, como en otras zonas costeras”, dice Albert Grau, socio de Magma Hospitality Consulting, consultora especializada.

“Pero en muchas de esas zonas, el 90% de la población vive del turismo”, añade. Eso no ocurre en Barcelona, donde el turismo debe convivir con la industria y una importante actividad económica.

BBC Mundo